El poder del espíritu santo; Ananías y Safira y el deseo de obtener admiración de parte de sus hermanos; el crecimiento de la iglesia y los problemas de una aparente desorganización y como resultado de esto último: La dicotomía entre el trabajo de los apóstoles (oración y el “ministerio de la palabra”) y las actividades de una naturaleza más práctica, encargadas a siete hombres, en lo que se entiende fue la primera ordenación de “diáconos”; el traspaso de la autoridad en la imposición de manos y reflexiones sobre los dones espirituales; el discurso de Esteban y la interesante selección de sus ejemplos, así como su interpretación; la primera mención de “un jóven”: Saulo de Tarso; esto forma parte del tercer episodio de la serie “Las Epístolas de Pablo”, que nos pinta un cuadro dinámico, estimulante sobre los primeros años de la iglesia que edificó Cristo.

Hacer clic aquí para leer la traducción

 

Anuncios